15 de Marzo de 2019

 

La Metodología Lean Startup enseña que solo podemos mejorar nuestro producto midiendo lo que los clientes realmente hacen y por lo que pagarán. Cualquier cosa que hacemos que no contribuya a aprender lo que nuestros clientes desean, es una forma de desperdicio. Para descubrir lo que quieren nuestros clientes, debemos crear un “Producto Mínimo Viable” (MVP) porque si no sabemos lo que quieren nuestros clientes, no podremos construirlo.

En el momento en que el equipo haya encontrado el problema que debe resolverse y haya localizado a los primeros clientes de su segmento de clientes, ha llegado el momento de desarrollar un MVP. Una vez que se ha creado dicho MVP, el equipo puede mostrarlo a los primeros usuarios, recibir su feedback y hacer los ajustes necesarios. Cuando este proceso de medición y aprendizaje se realice correctamente, sabremos si es hora de pivotar o iterar. Pivotar es cambiar cuando algo no va bien e iterar es repetir el proceso varias veces. En lean startup, pivotamos cuando alguna de nuestras suposiciones críticas no es correcta, pero iteramos el método para seguir comprobando en el mercado nuestras suposiciones.

Hemos visto que el método Lean Startup utiliza un modelo de negocio basado en hipótesis que se prueban rápidamente. Cuando los clientes demuestran su deseo por un producto, las empresas pueden desarrollar un producto que los clientes realmente quieren o realizar pequeños ajustes llamados iteraciones de productos. Con estos ajustes, las empresas pueden hasta cambiar el segmento de sus clientes objetivo o modificar el producto de tal forma que servirá al grupo actual de clientes objetivo aún mejor.

Vamos a verlo con un ejemplo: imaginamos un servicio de entrega de comidas saludables, cuyos clientes objetivo son personas mayores de 20 años que viven en áreas urbanas. Después de implementar el método Lean Startup y de hacer un primer análisis hemos notado que interesa más a las personas mayores de 30 años y específicamente a las madres de recién nacidos. El siguiente paso es cambiar el grupo de clientes objetivo y alterar el tipo de alimento que servimos para proporcionar una nutrición mejor y más excelente para las nuevas madres. Otro ejemplo dónde podemos aplicar la metodología Lean Startup es la selección de personas. El modelo tradicional de contratación de personas busca trabajadores con experiencia y capacidad, mientras que el método de contratación Lean Startup busca trabajadores que puedan adaptarse, aprender y que sean personas proactivas.

 

metodologia lean startup

 

Cada vez más startups y grandes empresas se están dando cuenta de que el método Lean Startup puede ayudarles a tomar decisiones acertadas sobre sus productos y aprender a cómo acercarse a sus clientes y retenerlos de manera regular. Aquí hay una lista de los beneficios clave para una organización al aplicar la metodología Lean Startup:

• Incrementar la capacidad de innovación y mantener la competitividad en un mercado que cambia rápidamente

• Experimentar rápidamente con nuevos productos, servicios y modelos de negocio sin perder a los clientes existentes

• Reemplazar métricas tradicionales con aprendizaje validado

• Minimizar el riesgo, obtener información más rápida y controlar el gasto

• Maximizar el talento que ya tiene al capacitar a las personas para que piensen más como emprendedores y resuelvan problemas y desafíos importantes

• Transformar los procesos internos y crear funciones que sean capaces de innovar continuamente en ingeniería, recursos humanos, legal, cadena de suministro, finanzas, IT, adquisiciones, marketing, etc.

• Crear un marco de liderazgo diseñado específicamente para la incertidumbre del siglo XXI

 

La metodología Lean Startup hace que este lanzamiento sea una ciencia en lugar de un arte. Consigue que los clientes puedan probar el nuevo producto o servicio más rápido, ahorrando tiempo y dinero. La metodología Lean Startup nos enseña cómo manejar, cuándo pivotar, cuándo continuar y cómo hacer crecer nuestro negocio con aceleración. Trata de maximizar el impacto con recursos mínimos a un ritmo extremo. Ya sea que estés creando una startup tecnológico de alto crecimiento, una aplicación móvil, una pieza de hardware, trabajando en una organización sin fines de lucro o en una organización multinacional, la adopción de la metodología Lean Startup puede ayudarte a superar obstáculos y configurar sistemas efectivos.

En un mundo que cambia a tasas sin precedentes, las grandes organizaciones se han dado cuenta de que deben mantenerse al día con un mercado en evolución. Los principios de Lean Startup y la estrategia de gestión empresarial pueden aplicarse en cualquier industria, tamaño de la empresa o sector de la economía para moverse más rápido y minimizar el riesgo.

 

La escuela de negocios Three Points está aquí para proporcionar a los estudiantes aquellos conocimientos y herramientas imprescindibles para liderar el proceso de transformación digital, integrando todas las áreas funcionales de la empresa. El MBA en Digital Business incluye un punto completo sobre la metodología Lean Startup. Si deseas descargar toda la información de este artículo haz clic en el botón: