logo

Actualidad

Lidera la transformación de las organizaciones para convertirlas en digital ecosystems

Deep Fake y Fake News: la manipulación del futuro

29/11/2020
0 comentarios

La Inteligencia Artificial es la ciencia que se encarga de imitar procesos humanos ejecutándolos y llevándolos a cabo a través de máquinas. Esta ciencia, que comenzó su andadura en 1956, ha supuesto un cambio de paradigma modificando muchos de los procesos en sectores tan diversos como el de la salud, el financiero o el tecnológico.

Lo cierto es que la Inteligencia Artificial tiene muchas aplicaciones que pueden considerarse beneficiosas y constituyen un avance para el desarrollo de nuestra sociedad. Sin embargo, en ocasiones, las posibilidades que ofrecen las herramientas de inteligencia artificial dan lugar a diferentes técnicas cuyo uso no está todavía legítimamente aceptado. Estamos hablando, por ejemplo, de metodologías como el Deep Fake, una técnica, utilizada en cine y televisión principalmente, que permite la edición de videos que se podrían considerar falsos, al sustituir imágenes reales por otras que no lo son.

El origen del término DeepFake viene del acrónimo procedente de la lengua inglesa, concretamente de la composición de los términos Deep Learning (aprendizaje profundo) y Fake (falso). Esta técnica funciona gracias a los algoritmos conocidos como RGAs, mediante el cual se presentan dos modelos considerados antagónicos pertenecientes al Aprendizaje Automático. El primer modelo de este aprendizaje automático se nutre de datos de fotografías o vídeos y con ellas empieza a generar vídeos o imágenes falsas. El segundo modelo se encarga de detectar cuáles de las imágenes o vídeos creadas por el primero son faltas. El ciclo se va repitiendo hasta que el primer modelo crea una imagen tan real que es indetectable por el segundo modelo.

Veamos un ejemplo. En este caso, el actor Jim Carrey está suplantando a Jack Nicholson en una escena de la película The Shining.

Desde el año pasado, cuando se publicaron los primeros vídeos virales de Deep Fake, han aparecido gran cantidad de vídeos manipulados y no siempre con buenas intenciones. En algunos casos se han utilizado imágenes de políticos y se han distorsionado sus discursos, como fue el caso del mandatario de Rusia, Vladimir Putin o el de la política Nancy Pelosi, aparentemente en estado de embriaguez, aunque también hay ejemplos del presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, "confesando" la manipulación de información de sus usuarios.

En este sentido, un ejemplo muy conocido ocurrió en 2016 cuando el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, salía diciendo que «el presidente Trump es un total y completo idiota». Sin embargo, estas palabras, que se podía ver en vídeo como las pronunciaban correspondía al experimento de la Universidad de Washington, Synthesizing Obama, con el cual se pretendía demostrar la capacidad de la inteligencia artificial de manipular videos informativos, mediante algoritmos de esta ciencia.

Sin embargo, no todos los ejemplos hacen un uso negativo del Deep Fake. Un claro ejemplo aplicado al negocio es, sin duda, la industria del cine. De hecho, uno de los casos destacados del uso de esta técnica se encuentra en dos escenas de la película Rogue One: una historia de Star Wars, del año 2016, en las que la Princesa Leia aparece con la cara de Carrie Fisher cuando era joven, cuando en realidad fue interpretada por la actriz noruega Ingvild Deila.

Lo cierto es que, lejos de la polémica generada y de la necesidad de algún tipo de regulación de estos procesos, el Deep Fake es una técnica muy interesante y necesaria de estudiar y comprender. Por ello, en Three Points, hemos creado el  Máster en Inteligencia Artificial en el que podrás aprender todos los fundamentos de la Inteligencia Artificial que están cambiando las formas y procesos.

En una era en la que el uso de las redes sociales y la proliferación de las noticias es tan rápido, el Deep Fake supone una evolución de las Fake News, contenidos falsos a modo de noticias que son difundidos a través de portales y se propagan por las redes sociales como si fueran reales con el objetivo de desinformar. Además, las fake news llaman la atención porque suelen estar protagonizadas por instituciones o personajes públicos que han hecho o dicho algo controvertido, por lo que suelen convertirse en noticias polémicas. En este caso, también suele usarse en política, para perjudicar al resto de partidos o movimientos ideológicos.

Aunque en muchas ocasiones se llegan a destapar esas mentiras, lo cierto es que las propias fake news llegan a mucha más gente que los artículos donde se desmienten. Entonces, ¿cómo podemos combatirlas? En realidad, la respuesta es sencilla: solo hay que utilizar el sentido común.

En primer lugar, es muy importante verificar la fuente de información. Las redes sociales suelen ser un gran expositor para viralizar este tipo de contenidos. Además, por supuesto, lo más importante es contrastar la información con medios fiables y, lo más importante, no difundir el contenido a no ser que se esté 100% de su veracidad.

Los DeepFake, al igual que han hecho las Fake News, están irrumpiendo en nuestra sociedad como una forma de manipulación que sin duda puede llegar a tener un gran impacto en diferentes áreas de nuestra sociedad. A medida que la Inteligencia Artificial avanza y que los propulsores de este tipo de contenidos facilitan su creación con aplicaciones user-friendly, la cantidad de Deep Fake y Fake News van a aumentar exponencialmente en los próximos años.

Probablemente, en un futuro no muy lejano, se establezcan normativas y se restrinja el uso malicioso de la tecnología. Hasta entonces, deberemos reforzar la necesidad de ser más críticos con aquello que leemos y vemos.

Comentarios
Deja un comentario
Nombre y Apellidos
Email

© Three Points The School for Digital Business. Planeta Formación y Universidades. Todos los derechos reservados.
Por cualquier consulta, escríbanos a info@threepoints.com

© Three Points The School for Digital Business. Planeta Formación y Universidades. Todos los derechos reservados.
Por cualquier consulta, escríbanos a info@threepoints.com