logo

Actualidad

Lidera la transformación de las organizaciones para convertirlas en digital ecosystems

¿Te implantarías un chip en el cerebro?

18/05/2021
0 comentarios

La tecnología está avanzando a pasos agigantados. Tanto es así que algo que veíamos tan lejano como la implantación de un chip en nuestro cerebro está a punto de convertirse en una realidad. En el artículo de opinión de hoy, Luis Miguel Garay, Senior Digital Advisor en Telefónica y Profesor del Máster en Inteligencia Artificial de Three Points, nos plantea los beneficios y los retos sociales a los que se enfrentaría esta innovadora realidad.

Actualmente vivimos en un entorno digital que nos invita a un constante proceso de aprendizaje y adaptación, y cuyos avances tecnológicos son capaces de impulsar nuestras capacidades e incrementar nuestra calidad de vida.

El deseo de mejora del ser humano es innato a su naturaleza. La incorporación de dispositivos y prótesis que complementan al cuerpo humano se remonta a los antiguos egipcios. Hoy en día estos dispositivos siguen evolucionando, con materiales, diseños y tecnologías que permiten que sean más agradables y enormemente funcionales.

Three Points Chip Protesis

Sin embargo, el presente es mucho más sofisticado y no solo se trabaja en capacidades que complementen físicamente a las personas, sino también en conseguir una auténtica simbiosis entre el mundo físico y el mundo digital, con verdaderos logros como la realidad virtual o el desarrollo de robots con apariencia humana. En consecuencia, resulta evidente que la relación entre ambas realidades es cada vez más estrecha y podría ser aún mayor dando el salto al ámbito del cerebro humano.

A pesar de que la implantación de microchips en el cerebro pueda parecer una idea remota e improbable, no debemos olvidar que hasta hace apenas quince años no existía la posibilidad de navegar por internet en el móvil a través de una pantalla táctil como lo hacemos hoy en día. Y hace apenas una década, algo tan cotidiano y habitual hoy en día como mantener una conversación con cualquier grupo de personas desde cualquier parte del mundo a través de WhatsApp, sencillamente no era posible porque no existía.

Three Points Chip WhatsApp

La presencia de chips en el cuerpo humano no es una idea actual. En 2004, se fabricó VeriChip, un microchip diseñado con fines sanitarios que contiene información del paciente, lo que permite, de este modo, acceder a su historial médico, a través de un simple escáner.

Unos años después, en 2015, la empresa Biohax fue capaz de desarrollar un microchip subcutáneo que incluye la tecnología NFC (Near Field Communication), una tecnología de comunicación inalámbrica que, al estar implementada en el chip, nos da la posibilidad de efectuar ciertas tareas como acceder al transporte público o abrir la puerta de tu casa; unas acciones que, hasta la fecha, son imposibles de cumplir sin el uso de un instrumento extra.

Esta idea, fue desarrollada con éxito en Suecia, donde en la actualidad, alrededor de 4000 personas llevan incorporado este mecanismo.

Three Points Chip

El proyecto de implantación de chips en el ser humano más prometedor actualmente es Neuralink, un programa dirigido por el magnate Elon Musk que tiene como objetivo inicial otorgar una mayor independencia a las personas que sufren parálisis, de manera que puedan ser capaces de controlar un ordenador directamente con su cerebro. Este plan otorgaría a estas personas la capacidad de comunicarse mediante texto escrito o hablado.

Una buena prueba de ello es el vídeo de presentación que mostró la compañía en el que se puede observar como un mono es capaz de jugar a un videojuego de forma totalmente inalámbrica, gracias a la monitorización de su actividad cerebral. Los microchips suponen uno de los mayores logros de la ciencia al conseguir enlazar dos realidades, humana y tecnológica, que hasta ahora convivían separadamente.

Con vistas al futuro, podremos ser capaces de simplificar de manera significativa muchas de las tareas de nuestro día a día, como la acción de abrir una puerta, acceder a la oficina o a cualquier espacio que requiera una previa identificación. Del mismo modo, tendremos la facilidad de almacenar el contacto de una persona, el perfil de un usuario en las redes sociales o la posibilidad de ser nosotros nuestro propio método de pago.

Sin embargo, el área más beneficiada de esta nueva tecnología es, indudablemente, la medicina, dado que la incorporación de un chip en nuestro cerebro podría ayudar a la detección de enfermedades y lesiones en nuestro organismo, lo que derivaría en diagnósticos que anticipasen de manera mucho más temprana el tratamiento adecuado.

No cabe duda que la tecnología nos ofrece un abanico de posibilidades y ventajas muy amplío, a la vez que beneficioso. No obstante, también debemos abordar con rigor sus riesgos como los ciberataques o la ética en su uso, ya que la generalización de estos dispositivos sin transparencia y control externo, atentaría a la seguridad y privacidad de las personas.

Tecnología y ética. El debate está servido.

Comentarios
Deja un comentario
Nombre y Apellidos
Email

© Three Points The School for Digital Business. Planeta Formación y Universidades. Todos los derechos reservados.
Por cualquier consulta, escríbanos a info@threepoints.com

© Three Points The School for Digital Business. Planeta Formación y Universidades. Todos los derechos reservados.
Por cualquier consulta, escríbanos a info@threepoints.com