Three Points no ofrece una formación convencional, sino una experiencia empresarial que garantiza una conexión constante con la realidad del sector y la del curriculum del alumno, al brindarle la oportunidad de formar parte de un proyecto de empresa real desde el primer día, ajustado a las necesidades del mercado.

 

 

La experiencia Three Points consta de las siguientes fases:

  • Participación presencial en un think tank o laboratorio de ideas, en el que se asignarán los proyectos que desarrollarán los participantes.
  • Desarrollo de los proyectos a través de un simulador que facilita el trabajo colaborativo online y del campus virtual Blackboard.
  • Acceso a servicios de soporte técnico y de apoyo por parte de un facilitador/productor (mentor) y de profesores y profesionales expertos.
  • Herramienta Translator, para complementar competencias específicas de inglés, soft skills (habilidades interpersonales) y capacidades digitales (herramientas).
  • Factory, segunda estancia presencial, en la que se presentarán los proyectos a las organizaciones correspondientes (incubadoras, empresas en transformación digital y firmas digitales) con la intención de que sea contratado por las mismas, de venderlo o de conseguir financiación para su lanzamiento o para presentarlo en TEDx.
  • Marketplace, entendido como el espacio en el que las empresas vienen a encontrar los futuros perfiles profesionales y aporten nuevos proyectos a la escuela.

 

La experiencia Three Points, paso a paso

La relación entre el participante en los programas académicos y la empresa comienza con un período de acogida. Para crear los grupos de trabajo que mejor se ajusten a las expectativas del alumno, se evaluarán los perfiles de los estudiantes, que se distribuirán en dos ámbitos en función de su trayectoria académica y profesional:

  • Perfil emprendedor, para quienes deseen proponer un proyecto empresarial propio. La escuela se encargará de buscar los compañeros.
  • Perfil de digital management, para trabajar un proyecto de una empresa en transformación digital o de una empresa digital asignado por la escuela y el comité de valoración.

Tras crear los grupos de trabajo, arranca el programa formativo, dividido en tres etapas que resumimos a continuación.

Think Tank

Los participantes llevarán a cabo una primera estancia presencial, que servirá de presentación del programa y de los compañeros y compañeras de curso. Durante la misma, también se asignarán los proyectos, tanto propios como de las empresas colaboradoras.

Todo esto es posible gracias a la participación en un think tank o un laboratorio de ideas, que pone en contacto estudiantes con expertos y referentes digitales, empresas líderes y fondos de inversión. Es aquí donde se inician los proyectos y donde se establecen los puntos para el desarrollo de cada uno de ellos.

Entre las acciones que se llevarán a cabo durante el stage en Barcelona, destacan las siguientes:

  • Actividades de team building, para cohesionar a los diferentes equipos de trabajo y a estrechar el vínculo profesional y personal entre los alumnos. Estas dinámicas, a cargo de expertos, pueden incluir acciones grupales, pruebas físicas y otras propuestas pensadas para romper el hielo entre los estudiantes y despertar la creatividad. 
  • Sesiones de coworking. Realización de sesiones de trabajo junto a las empresas, que permitan asentar las bases del proyecto y plantear la estrategia y pasos siguientes del mismo. Además, tendrás la posibilidad de socializar y conectas con personas con un perfil muy distinto al tuyo.
  • Charlas a cargo de expertos internacionales en el ámbito digital.
  • Visitas a start-ups y empresas consolidadas, con el propósito de conocer de primera mano las tendencias y retos del sector.

Desarrollo del proyecto

En esta segunda etapa, se llevará a cabo una formación impartida por referentes y expertos del sector, con webinars vinculados al emprendimiento, al mundo digital y a la empresa.

La docencia se combina con el uso del campus virtual Blackboard, donde los participantes podrán desarrollar ejercicios prácticos y el contenido del programa. Gracias al simulador, los alumnos podrán trabajar en línea y en tiempo real, lo que facilitará el avance del proyecto asignado.

Los estudiantes también podrán utilizar la herramienta Translator, diseñada para favorecer la adquisición de competencias transversales, como son el inglés,  los soft skills y el manejo de herramientas digitales.

Asimismo, un equipo de apoyo técnico ayudará a los participantes en el desarrollo de aquellos proyectos que incluyan aspectos más tecnológicos.

Factory

En la fase final, tendrá lugar la segunda estancia presencial en Barcelona. Durante la misma, los alumnos presentarán su proyecto a empresas líderes y fondos de inversión, y podrán emprender o vender su idea a business angels y otros actores relevantes del tejido empresarial.

También participarán en actividades de team building y coworking, charlas con expertos y visitas a  empresas con un alto componente de innovación.

La gran novedad será su participación en el Marketplace, una plataforma laboral que aúna perfiles profesionales cualificados para las cambiantes demandas del mercado y proyectos digitales que aporten diferentes empresas.