logo

Actualidad

Lidera la transformación de las organizaciones para convertirlas en digital ecosystems

Por qué necesitas una API en tu empresa de software

30/05/2020
0 comentarios

Una API es un conjunto de definiciones que se utiliza para desarrollar e integrar el software de las aplicaciones. API significa interfaz de programación de aplicaciones y sus siglas proceden del término Application Programming Interface.

La finalidad de las APIs es proporcionar información entre diferentes programas o aplicaciones a través de comandos, funciones y protocolos, permitiendo así la comunicación entre diferentes sistemas: desde lenguajes de programación, web e integraciones entre aplicaciones de terceros. Dicho de otro modo, las APIs son lenguajes de programación que se crean para poder compartir un software o herramienta con otro, permitiendo que ambos se integren.

El alcance de las APIs es muy amplio y se puede aplicar a muchos sectores. Uno de los que más se ha beneficiado de esta tecnología es el sector financiero, que la utiliza principalmente para mejorar los productos y servicios ofrecidos al cliente. Para estar a la vanguardia de estas tecnologías, es imprescindible formarse y estar al día de todas las novedades y nuevas aplicaciones que pueden tener. En este sentido, en Three Points, hemos creado el Máster en Fintech e Innovación Financiera, con el que podrás desarrollar las habilidades necesarias para que puedas identificar las habilidades de disrupción, lanzar nuevas empresas y aprovechas las nuevas tecnologías para ayudar a mejorar los servicios.

Beneficios de contar con APIS en tu negocio

  • Crecer y escalar tu negocio

Contar con una API en tu software y ofrecerla de forma gratuita te va a permitir crecer y escalar tu negocio. Las APIs deben ser fácil de usar y aprender, estable y seguras. Creando una API, estás permitiendo e invitando a terceros a que puedan mejorar el uso y las aplicaciones de tu software. Aunque esto pueda parecer poco procedente, porque sientas que pierdes la autoridad sobre tu software, haciéndolo podrás facilitar la integración entre tu programa y otras herramientas generando, en la mayor parte de los casos, beneficios pasivos.

Por ejemplo, cuando Google creó Google Maps, creo una API que permitió la integración en multitud de aplicaciones de movilidad posteriores como Cabify o Uber, o incluso en distintas páginas web para ubicar diferentes empresas y proyectos. Esta expansión masiva de la aplicación ha hecho que, a día de hoy, sea la aplicación de mapas más usada en todo el mundo.

  • Ofrecer datos relevantes que completen tu software

Si tú mismo decides incorporar diferentes APIs en tu negocio, podrás facilitar información que sea relevante para los usuarios de tu proyecto, lo que te permitirá atraer a más público, aumentar tu base de datos y realizar diferentes acciones de marketing y ventas.

Por ejemplo, con empresas de buscadores de vuelos ofrecen también información y ofertas sobre empresas de alquiler de vehículos e incluso hoteles, pudiendo conocer información desde la propia aplicación.

  • Situarse a la vanguardia de la innovación

Aunque salieron hace ya unos años, las APIs han llegado para quedarse y numerosas empresas punteras en innovación invierten una gran cantidad de recursos económicos y creativos en crear nuevas.

Algunos ejemplos de ellos son Google, Facebook, Twitter, Square o Amazon. Empresas de grandes tamaño que saben que para seguir a la cabeza de la innovación es importante mantener las APIs bien cerca.

  • Disminuir el trabajo

Contar con APIs de otras empresas puede ayudar a reducir la carga de trabajo de tu propio desarrollo.

Por ejemplo, en el caso de un e-commerce, lo más seguro es que nuestra app o web cuente con la opción de compra dentro de la propia aplicación. Para evitar crear nuestro propio sistema de compra, lo más habitual es hacerlo a través de un sistema de transacción como stripe o Paypal, el cual incluyes a partir de las APIs de estas herramientas. De este modo, no solo se evita el desarrollo del sistema sino también el mantenimiento del mismo.

  • Automatización de procesos

Como ya sabemos, los procesos de automatización significan un gran ahorre de costes, tanto en esfuerzo como en tiempo. Tanto es el ahorro, que las empresas ya empiezan a diseñar estrategias empresariales con la automatización e integración de procesos como objetivo, conocidas como Business Process Automation (BPA) y Business Process Integration (BPI). Estas estrategias se basan en desarrollar e integrar aplicaciones, por lo que las APIs tienen un papel fundamental. Este proceso recibe el nombre de API Management y puede aplicarse en una variedad de campos empresariales como la seguridad, los flujos de trabajo , la analítica o el desarrollo de productos y servicios, entre muchos otros.

  • Fomentar la colaboración

La filosofía de las APIs es, básicamente, la colaboración entre empresas, aplicaciones y proyectos, crear sinergias de trabajo, mejorar los desarrollos y la innovación. La información compartida, como, por ejemplo, webs como Wikipedia u otros directorios especializados en función de áreas de conocimiento, ayuda al crecimiento global. De este modo, los clientes ven como su experiencia de usuario mejora cuando las empresas colaboran entre ellas: pueden realizar más cosas en menos tiempo, comprar distintos servicios en la misma web, entre otras muchas ventajas.

Todos hemos oído hablar de las APIs pero lo cierto es que, pese a que lleven ya unos años en el mercado, todavía queda mucho camino por recorrer y la mayoría de la población no es consciente de usarlas en aplicaciones de uso diario como Facebook, Twitter o Google. En los próximos años, veremos cómo esta tecnología sigue avanzando a pasos agigantados ofreciendo nuevos servicios y prestaciones impensable a día de hoy.

Comentarios
Deja un comentario
Nombre y Apellidos
Email

© Three Points The School for Digital Business. Planeta Formación y Universidades. Todos los derechos reservados.

© Three Points The School for Digital Business. Planeta Formación y Universidades. Todos los derechos reservados.